Evangelización

Evangelizar no es tan difícil como tú piensas. En realidad, probablemente estás compartiendo tu fe mucho más de lo que piensas. Cuando cooperas con el Espíritu Santo y con otros, cualquier cosa que hagas o digas para ayudar a alguien a estar un paso más cerca de Cristo ¡es evangelización!

Como cristianos, estamos llamados sencillamente a vivir honestamente delante de Dios y estar dispuestos a servir a las personas alrededor. No tenemos que pretender ser lo que no somos. Dios nos usa a cada uno(a) de nosotros(as) con nuestra manera de ser y nuestros dones para unirnos a su obra en el mundo.